martes, 20 de febrero de 2007

Cartero fluorescente

Entre la desaparición de ‘Del ½’ y su resurrección versión ‘recargada’, asistí estoico a decenas de blogs argentinos que tienen a los medios como centro de gravedad. La mosca la paspé tarde, en blocdeperiodista, de Darío Gallo, editor ejecutivo de la revista argentina Noticias.
En estas semanas, cuando se sucedían los comentarios y me aparecían nuevos listados de blogs, refirmé mi vieja postura sobre el periodismo de cámaras invertidas. A no ser más que por un intento de debate sobre aportes e hipocresías del anónimo, del resto sólo destaques de labores propias, hachazos continuos a lo ajeno, sobre todo de medios que si mañana llaman a los hacheros éstos no dudarán en caer por unos pocos pesos en la redacción…. y nada más.
El periodismo de cámara invertida donde la edición y el proceso de la noticia son secundarios no es tan frecuente hoy en estos lares como en Argentina. Pero no os preocupéis, ya se propagará desde la latitud 30/35 hacia el resto de la República Oriental. El periodismo de cámara invertida que no importa qué trasmite, qué destaca ni a quién consulta. Lo importante es que el periodista esté delante y se vuelva noticia. Es como un cartero que en vez de limitarse a trasladar las cartas de un lado a otro, se viste con ropajes fluorescentes para captar la atención de remitentes y destinatarios, pasando a un segundo plano el correo mismo. Crucifiqué a Malnatti por esto hace un tiempo, pero fui injusto: media Argentina está en lo mismo. Ya la alcanzaremos, porque, como sucede siempre, es lo que odiamos y lo que queremos ser.

3 comentarios:

Seba dijo...

Bienveido al blogspot.

Pobre Malnatti, fijate nomàs lo que hace Polino y te vas a dar cuenta lo que es el periodismo en Argentina, comparable al peridismo de Gorzy por las tardes, pirè.

EmilioMarMura dijo...

no pretendí introdicir ni a Gorzy ni al restante en la categoría. No clasifican. Malnatti es Malnatti, aunque me duela.
abrazo

EmilioMarMura dijo...

a propósito. Leí algo acerca de una gran intervención de Gorzy... a una de sus 'ayudantes' le propuso, al aire, jugar un 'juego' (no me acuerdo cómo se llamaba), pero el caso es que ella debía hacerse 'la muerta' y él 'el vivo'. Interesante. El día que, también al aire y causando la inocultable tentación de sus periodistas colaboradores, descubrió que Traversoni, "el de los libros de historia, es el mismo que fue Senador", terminé de sacarlo de la categoría.